Transformar comida en energía: el metabolismo

Continuamente escuchamos a mucha gente que tiene el metabolismo lento por la edad o que simplemente su metabolismo es “así y ya está“. O que “es lento de nacimiento y no pueden hacer nada por mejorarlo“. Ni la edad ni la genética son  tan determinantes como pensamos.

Por definición el metabolismo es el conjunto de reacciones bioquímicas y procesos fisioquímicos que ocurren en una célula e intercambiar materia y energía con el medio ambiente. En resumen, es el proceso de obtener o producir energía de la comida o lo que es igual a convertir comida en energía.

La intensidad del metabolismo depende de muchos factores y a continuación enumeramos algunos:

  1. Sobrepeso. El tejido graso tiene un metabolismo mucho más lento comparado con el tejido muscular.
  2. Exceso de carbohidratos simples y azúcar en nuestra dieta.
  3. Insuficiencia de proteóna para recuperar la masa muscular.
  4. Poca agua diaria. Recordemos que nuestro cuerpo está compuesto por agua en un alto porcentaje.
  5. Falta de ejercicio ya que sin actividad física el metabolismo se mantiene al “ralentí” debido a que no se crea masa muscular.

Cuanto más intenso o rápido es nuestro metabolismo, más calorías se queman a lo largo del día. Recordemos que el problema del sobrepeso no es ingerir muchas calorías, que también, sino ingerirlas y no realizar ninguna actividad  física. Conociendo esto, hay muchas maneras de acelerar el metabolismo basal y quemar calorías más rápido, controlando peso y manteniéndolo a largo plazo. Lo que significa que influirá positivamente en nuestra salud.

¿Qué es el Metabolismo basal? Es la cantidad de calorías que quemamos al día en reposo. Lo mínimo en una mujer sería 1350 calorías y en un hombre 1900. Más, en ambos casos, si realizan deporte.

¿Cómo mantener nuestro metabolismo acelerado?

  1. Desayunar todos los días. Al no ingerir nada por la mañana, enviamos una señal de hambre al cuerpo y éste, de forma sabia, responde gastanto menos energía, es decir, se ralentiza el metabolismo para no sufrir hambre en el futuro. Se protege segregando hormonas que dificultan el metabolismo y evitar, de esa manera, la pérdida de portadores de energía (grasa y azúcar). Esto lleva a aumentar los depósitos de grasa corporales.
  2. Realizar varias comidas al día. Ingerir entre 5 y 6 comidas al día ayuda a prevenir el hambre y disminuir los niveles de azúcar en la sangre. Por otro lado, el error en el que mucha gente cae de querer perder o mantener peso haciendo solo tres grandes comidas incrementa la presión en el sistema digestivo y hace que solo podamos asimilar parcialmente los alimentos.
  3. Hacer ejercicio todos los días (al menos tres días a la semana). Cualquier tipo de ejercicio y que se adapte a nuestras necesidades y limitaciones. Los músculos queman 7 veces más calorías que la grasa en reposo. Hasta 300 veces más en reposo.
  4. Beber agua durante todo el día. Entre 10 y 12 vasos de agua. Limpia el organismo y acelera el metabolismo. Evita las bebidas azucaradas gaseosas ya que dañan los huesos y nos hace aumentar de peso.
  5. Cena ligera. Cena por lo menos dos horas antes de acostarte porque si no, en vez de digestión, tu cuerpo hará descomposición de los alimentos almacenando grasas y azúcares en tu cuerpo. Toma proteína de calidad evita carbohidratos simples.

 

Por último, recordemos los grandes mitos que conocemos acerca del metabolismo.

  1. La edad ralentiza el metabolismo. Los malos hábitos que cogemos con el paso de los años es lo que nos hace empeorar el metabolismo.
  2. Mi metabolismo es así y no se puede cambiar. Para mejorar el metabolismo, además de mejorar en la elección de alimentos a ingerir, se debe realizar alguna actividad física por poca que sea.
  3. Se queman más calorías ingiriendo alimentos fríos que calientes. Apenas se queman 10 calorías más por día ingiriendo alimentos fríos. Un helado es la combinación perfecta de grasa y azúcar.
  4. ¿Para qué reduzco calorías si eso ralentiza el metabolismo? Combina buen hábito de alimentación y ejercicio y eso ayudará a mantener tu índice metabólico. Nunca ingieras menos de 1200 calorías al día.
  5. Si dejo de cenar, como el metabolismo es más lento por la noche, perderé más peso. Solo controlan peso por ingerir menos calorías a lo largo del día pero no por comer más temprano.

 

La mejor forma de ayudar al metabolismo basal desde por la mañana es alimentándonos bien desde el desayuno

Puedes pedir más información al 670 26 07 45 o en nuestro formulario.

Diego Durán

Miembro Independiente de Herbalife Nutrición.

cropped-cabecera13.jpg

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s